TV Paga 15.09.2012 > Argentina

CAPPSA: Afectados por el contexto macroeconómico

Sergio Veiga, Presidente de la Cámara Argentina de Productores y Programadores de Señales Audiovisuales, sostuvo que el control de cambio y la dificultad de enviar dólares al exterior como pago de derechos son algunas de las dificultades que tienen los programadores en el país. Al mismo tiempo, la cámara lanzó una campaña contra la piratería.

¿Cuál es la actualidad de CAPPSA?

La cámara está trabajando mucho y tenemos una actualidad muy activa en gestiones y trabajar en defensa de los intereses de nuestros asociados. Uno de los puntos claves de nuestra gestión es el compromiso de combatir la piratería. Es por eso que recientemente lanzamos la campaña “Mira legal”, con la que CAPPSA le habla al público y lo transforma en un actor fundamental en la cadena de valor de la industria porque nada podríamos hacer si ellos no nos miraran de una forma legal. La piratería lo primero que hace es desalentar el desarrollo de contenidos. El público debe estar al tanto de esta situación y está en nosotros informarlo y concientizarlo. Para que la magia de la televisión siga existiendo por siempre en los hogares, el actor debe actuar, el periodista debe hacer periodismo, el director dirigir, el camarógrafo filmar, el canal ponerlo en el aire y el televidente debe “mirar legal”.

¿Cuál es el porcentaje de ilegales que hay en la región?

Según algunos estudios, se considera que hay un orden del 23% en las diferentes formas de piratería: Internet, colgados del cable y las cajas AZ Box que piratean todos los canales de TV paga. Esto significa un estimado de perdidas que asciende a US$ 1.200 millones. La piratería se hace a través de Internet con contenidos no autorizados como en Cuevana y otros sitios. También este tipo de cajas o decodificadores piratas tienen tecnología digital. La digitalización no es un impedimento para la piratería, ya que se a desarrollando en diferentes formas.

¿Qué otros perjuicios tiene el sector?

Está afectando el contexto macroeconómico en Argentina con el control de cambio y la dificultad de enviar dólares al exterior como pago de derechos y películas. No estamos aislados del mundo y tenemos que comprar contenidos para poder llevarlos a los hogares de los suscriptores. Hay contenidos que se producen en el país pero no podemos hacerlos todos aquí porque, si bien se hacen muy buenas en Argentina, también es bueno mirar películas que se produce en otros países para generar una integración. Estos filmes hay que abonarlos. Todo esto hace que el presente sea un gran desafío para nosotros en mantener los niveles de calidad. Por otro lado, la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual los únicos cambios que modificó nuestra estructuras es la limitación en el espacio publicitario y la imposición de la placa separadora que anuncia la tanda. Fuera de ello no he visto ninguna incidencia de la nueva ley de medios que sea significativa.

¿Cómo ve e desarrollo e la TV paga en Argentina?

El desafío es interesante y hay una gran evolución de las diferentes plataformas como las OTT, que son una extensión del servicio de cable, y hacia Inetrnet donde la mayoría de los programadores tiene plataformas donde se descargan los contenidos legales y para poder suscribirse hay que estar abonados al operador. El desafío de los programadores es adaptarnos rápidamente a las tecnologías, como TV inteligentes, iPad y diferentes dispositivos, para generar contenidos para esas plataformas. En cuento a la industria más tradicional, el objetivo es seguir manteniendo altos niveles de calidad a pesar de un contexto macroeconómico en Argentina desfavorable a diferencia del resto de a región.

¿Te gustó esta nota?