Contenidos 10.04.2013 > México

Peligran derechos de fútbol mexicano para Televisa y Azteca por influencia de Slim

La llegada de Carlos Slim al negocio del fútbol se produce cuando se renuevan los contratos de televisión de los clubes de la Liga Mexicana.

Hasta ahora, Televisa y TV Azteca podían controlar el mercado del valor de los derechos de televisión del futbol mexicano. Eso se terminó con la aparición de la competencia por parte del poderosísimo empresario Carlos Slim. Como consecuencia, Televisa y TV Azteca deberán negociar o perder a sus clubes. El ejemplo más reciente fue Tigres, que la semana pasada renovó contrato con Televisa hasta 2018 y no fue por menos de US$9 millones anuales.

Además, Slim compró tres clubes: Pachuca, Estudiantes y León, y también aguarda la posibilidad de que se autorice una tercera opción de televisión abierta en México. Así, es casi un hecho que a partir del próximo año Pachuca será transmitido por otra televisora, probablemente Fox Sports, y no por TV Azteca.

El gran pastel es Guadalajara. Las Chivas perciben casi US$40 millones anuales. ¿En cuánto están dispuestos a vender los derechos anuales Jorge Vergara y Angélica Fuentes, dueños del equipo, en un futuro? No será por menos de US$45 millones. Por ahora, lo transmite Televisa, con derechos que incluyen las plataformas de Internet.

Ya alguna vez se especuló que Fox Sports estuvo dispuesto a pagar US$100 millones a Guadalajara. Pero ahora, con la llegada de Slim en un momento donde el gobierno federal mexicano ha dicho que se abrirá una nueva cadena de televisión, donde el hombre más rico del mundo podrá competir por ella, la opción de negocio de Vergara es mayúscula.

Pero no sólo es Chivas ni Pachuca, sino que también está Monterrey (por el que se dice que Slim ya ofreció US$10 millones anuales) y Puebla. Estos dos últimos terminan contrato este año.

Televisa y TV Azteca seguramente se verán obligados a pagar más. No hay otra opción para retener el contrato. Además, la televisión restringida ha aumentado su presencia. De acuerdo con datos oficiales, al menos 50 millones de mexicanos tienen acceso a ella, por lo que vender los derechos a un canal de TV paga ya es una buena opción.

Aunque también existe la posibilidad de que tanto Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas Pliego se sienten a la mesa con el equipo de Carlos Slim a negociar tarifas de valores de los derechos de televisión de los conjuntos de la Liga Mexicana para tratar de repartir el torneo equitativamente.

Las únicas grandes fichas garantizadas hasta el momento para Televisa son América, del que es propietario, Pumas, que tiene contrato firmado hasta 2017, y Tigres (hasta 2018). TV Azteca posee a Morelia y a Jaguares, del que es dueño. Pero de allí en más, el resto de los club se verá beneficiado por este nuevo actor que llega justo cuando expiran los contratos vigentes.

© Newsline Report Prime Time 2013