Contenidos 07.12.2012 > Argentina

La Cámara extendió la cautelar en favor del Grupo Clarín hasta que haya sentencia definitiva

El Gobierno argentino perdió así la pulseada contra el multimedios, tras una fuerte campaña oficial que propiciaba el "7D" como el día en que el Grupo se quedaría sin varias de sus licencias debido a artículos pertenecientes a la discutida Ley de Medios.

La Cámara Civil y Comercial Federal prorrogó la medida cautelar solicitada por el Grupo Clarín que suspende la aplicación del artículo 161 de la Ley de Medios "hasta que haya sentencia definitiva". Se trata de la llamada 'cláusula de desinversión', que obliga a las empresas de radio y televisión por cable y por aire a desprenderse de las licencias que superen el límite establecido por la normativa. La decisión de la Justicia de extender la cautelar le impide al Poder Ejecutivo avanzar, como había anunciado, sobre el Grupo Clarín para que se desprenda de algunas de sus licencias. El fallo fue firmado por los camaristas María Susana Najurieta y Francisco De las Carreras.

Además, en otra sentencia, los magistrados rechazaron la recusación masiva que hizo el Gobierno a los jueces de la Cámara Civil y Comercial Federal. Hace dos días, el Gobierno argentino había planteado la recusación a todos los jueces que integran la Cámara Civil y Comercial Federal. El objetivo era evitar que la Cámara se expidiera sobre los dos artículos en cuestión de la ley de medios. Pero la Cámara rechazó las recusaciones y le llamó la atención a la abogada del Gobierno por recusar por segunda vez a los miembros de ese tribunal de apelaciones. "Llámese la atención por haber presentado pretensiones que se consideran obstructivas, meramente dilatorias y reñidas con la buena fe procesal", falló la Cámara, y aclaró que la Corte Suprema ya había instado a la resolución inmediata de las cuestiones procesales pendientes.

"A efectos de un mejor tratamiento lógico de las cuestiones, la Sala resolverá en primer término la solicitud de ampliación del plazo de la medida cautelar ordenada el 7 de diciembre del 2009", manifestó la Cámara en el primer párrafo de su fallo. Los magistrados entendieron: "La naturaleza de la medida cautelar que se examina es, claramente, una medida dependiente de la acción principal, destinada a asegurar la eficacia de la sentencia que pudiera dictarse en el proceso de fondo".

El llamado 7D se había convertido en una causa y consigna política del oficialismo. Tras la recusación que recibió de parte del Ejecutivo, el juez De las Carreras aseguró en la sentencia: "Guardo la debida imparcialidad inherente al ejercicio de la función jurisdiccional, conservo la tranquilidad de espíritu y la libertad de conciencia indispensables para impartir justicia". Extendida la medida cautelar, resta que el juez de primera instancia, Horacio Alfonso, dicte un fallo sobre la "cuestión de fondo" en el Caso Clarín, tal como lo ordenó la Corte Suprema.

El miércoles, el ministro de Justicia, Julio Alak, había advertido que si un fallo extendía la cautelar, se generaría un "conflicto de poderes" y hasta habló de un "alzamiento" judicial. Además, en los últimos días, el titular de la Afsca, Martín Sabbatella, manifestó reiteradas veces que, tras el llamado 7D, el organismo que conduce iba "a actuar de oficio para darle cumplimiento" a la Ley de Medios. No obstante, la extensión de la cautelar impide que el Gobierno concurse las licencias.

Claro que, una vez conocido el dictamen, se oyeron fuertes críticas desde el oficialismo. Según Sabbatella: "El fallo es una vergüenza y se pedirá a la Corte que revea este acto que lesiona la democracia". Mientras que Alak adelantó que hoy, viernes, el Estado apelaría el fallo de la Sala I de la Cámara Civil y Comercial, y precisó que recurrirá al mecanismo "per saltum", que permite hacerlo directamente a la Corte Suprema. Para Alak, se trata de un fallo "absolutamente arbitrario", y que "tiene groseras autocontradicciones. Es una medida cautelar que calificamos de absurda. Se confirmó lo que veníamos diciendo hace 23 meses, cuando advertíamos que un sector de la Cámara pretendía, con diversas maniobras procesales, extender una cautelar por Clarín".

Otra fue la mirada desde la oposición al Gobierno conducido por Cristina Fernández. El titular del bloque de diputados radicales, Ricardo Gil Lavedra, evaluó que el fallo demuestra que "hay jueces independientes que no han cedido a las presiones" del Gobierno. Instó a que el Poder Judicial tome "una decisión y se pronuncie sobre el fondo" y cuestionó que "el Gobierno transformó a las medidas cautelares en un fin en sí mismo". El líder del Frente Amplio Progresista (FAP), Hermes Binner, pidió "respetar" el fallo de la Cámara. "Hay que desdramatizar la situación, llevar tranquilidad a la gente y dejar que la Justicia actúe de manera Independiente, en el marco del respeto de la Constitución y las leyes", subrayó. Mientras que la diputada de Unión por Todos, Patricia Bullrich, aseguró: "Es una medida de protección absolutamente necesaria" y señaló que el Ejecutivo "puso el 7D como símbolo tan alto y va a ser un día más en el calendario". Por su parte, el diputado de Proyecto Sur, Fernando 'Pino' Solanas manifestó que el gobierno "debe terminar con las amenazas y las presiones indebidas", tras la extensión de la medida cautelar a favor del Grupo Clarín en torno a la Ley de Medios.

© Newsline Report 2012