TV Paga 01.11.2017 > Latinoamérica

Brasil eximiría a las operadoras DTH de suministrar una caja híbrida para la recepción de canales locales

La propuesta fue realizada en el marco de la consulta pública abierta por la Agência Nacional de Telecomunicações (ANATEL) para dotar de una nueva reglamentación al Servicio de Acceso Condicionado (SeAC).

La propuesta de modificación del reglamento del Servicio de Acceso Condicionado (SeAC) fue evaluado ayer en la reunión del Consejo Directivo de ANATEL. La novedad aportada por el consejero Aníbal Diniz fue la eliminación de la obligatoriedad por parte de las empresas que prestan servicios DTH de suministrar una caja híbrida para la recepción de los canales abiertos locales que figuraba en la propuesta anterior, entendiendo que tal obligación podría perjudicar el posicionamiento de esos operadores frente a la competencia de las empresas que dan servicios OTT. 
 
Diniz argumenta que los nuevos aparatos de televisión poseen más de una entrada, lo que facilita a los espectadores la posibilidad de captar los canales locales. "Distribuir la caja híbrida no puede ser obligación, debe ser una opción, un diferencial competitivo", afirmó.
 
También retira la exigencia para las empresas de cable de presentar un nuevo cronograma de cumplimiento de las metas de homes-passed (en el caso de las empresas que iniciaron sus operaciones con base previa a la reglamentación del SeAC), si se comprueba la inviabilidad técnica y económica. De lo contrario, la exigencia de cobertura podría ser cubierta con el uso de cualquier tecnología. Para los recursos de accesibilidad, Diniz propuso que pueda haber dispensa temporal por inviabilidad técnica, además de la alteración del cronograma de implantación.
 
Para la carga obligatoria de canales, la propuesta aclara que si la empresa de DTH negociara con una de las 16 redes nacionales, tendría que abrir la negociación con todas. Y además cargar todas las señales, aunque sea gratis. "Es necesario dar fuerza a las redes más pequeñas", sostuvo Diniz, quien remarcó que el must carry dejará de ser obligatorio para canales digitales, que pueden negociar para vender sus programas y, como mínimo, exigir la distribución gratuita. En este sentido, el consejero considera que la normativa no aclara la cuestión.
 
Vale señalar, que el gran problema gira en torno a la enorme cantidad de canales obligatorios de televisión abierta que los operadores de TV paga deben cargar en sus grillas de programación. Existe una dificultad técnica para los operadores DTH puesto que deben cargar la totalidad de los 536 canales generados a nivel local ya que, conforme a las reglas de ANATEL, las empresas deben cargar los 16 canales que tienen red nacional, y sus representaciones en cada municipio brasileño.
 
© Newsline Report 2017