Tecnología 30.10.2018 > Argentina

´BVS busca transformarse en una compañía más regional´

Su CTO, Roberto Favelukes, destaca que en el 15 aniversario de la compañía procuran profesionalizar cada vez más su estructura para brindar más y mejores soluciones con mayor expertise.

¿Qué reflexión le merece los primeros 15 años de BVS?

Indudablemente, este aniversario nos da un marco nuevo porque nos encuentra con un equipo tremendamente consolidado. La transformación que iniciamos hace dos años hoy está sólida, terminamos de conformar un equipo de ventas broadcast que cuenta con la dirección específica de Hernán Winnik. Por otra parte, el equipo de Ingeniería se nutrió muy fuerte, primero con la incorporación de Diego Tanoira y después con la de Julián Petrina. Y más recientemente, sumamos a José Lobo como director de Operaciones. Esto significa que seguimos invirtiendo en la calidad. Hasta hora, éramos una empresa orientada a los servicios que se dedicaba a tratar de comprender la necesidad del cliente y acompañarlo en el proceso; no obstante, hoy el cliente exige tener cada vez más y mejores soluciones con mayor expertise. Si bien esta es una industria que tiene nichos muy particulares, donde la inversión es el único camino, la visión del presidente de la compañía (Facundo Favelukes)es siempre la misma: profesionalizar cada vez más la estructura y ofrecer calidad para que el crecimiento de la empresa no solo esté basado en la incorporación de marcas y el relacionamiento con sus clientes. Es por ello que hoy estamos haciendo la mayor inversión en la construcción de la oferta, tanto a nivel tecnológico como de servicios con una impronta mucho más segmentada para abordar a cada cliente de manera personalizada. Y para eso es imprescindible comenzar a entender qué va a necesitar de nosotros.

En el marco de este contexto, entiendo que BVS ha sabido consolidar una segunda línea muy sólida y nuestra aspiración es que éste equipo de avanzada sea capaz, con el correr del tiempo, de tomar el control del total negocio. Somos conscientes que en estos 15 años hemos crecido mucho y que tenemos una dinámica de empresa grande; sin embargo, no dejamos de ser un equipo con el que nos podemos sentar a comer un asado el sábado a mediodía sin notar diferencias. En lo personal, el nivel profesional de la gente que me toca conducir me hace challenge y eso es un orgullo enorme. Como desde los inicios, buscamos construir un nuevo BVS porque nos reinventamos todos los días. Es muy vertiginoso, pero desafiante. Estamos buscando ser mejores profesionales, lo que genera liderazgo en todo los sentidos. Esa es la síntesis de este 15 aniversario.

Mirando hacia afuera de BVS, ¿cómo ve el mercado argentino?

El mercado argentino es cada vez más amplio, con espacio suficiente como para desarrollar nuevas y mejores propuestas para unos clientes que son mucho más receptivos que antes. Ya no nos convocan por las marcas que representamos, también ellos han evolucionado. Hoy por hoy, gracias al equipo de profesionales que hemos podido consolidar, encontramos un espacio más grande para debatir sabiendo que no siempre la solución que necesita el cliente tiene que ver con lo que tenemos nosotros. Sin embargo, estamos preparados para ayudarlos a construir un proyecto mucho más amplio. Y es así que asistimos a conversaciones de mucha calidad técnica que finalmente puede llegar a traducirse en una venta, pero detrás de eso hay un trabajo enorme en el que participan equipos muy activamente comprometidos y eso es muy valioso porque le da sustento a lo que vendemos. Siempre existirá la posibilidad de tener un negocio próximo, más allá de poder ganar o perder alguno en forma puntual. Es muy valioso tener estas conversaciones porque, incluso, hasta podrían permitirnos prever cuál podría ser la próxima oportunidad. Los negocios son a largo plazo.

¿Cómo les ha impactado la política cambiaria?

El tipo de cambio tuvo un impacto, es innegable. No me animo a hacer estimaciones, pero nos encontró en un momento de solidez económica. El plan de ventas venía cumpliéndose a la perfección, e incluso hasta antes del simbronazo habíamos experimentado un crecimiento respecto al año anterior. Como las ventas se habían acelerado, la operación no entró en riesgo. Nuestros números indican que si bien hay que hacer algunos ajustes, son aquellos que tal vez necesitábamos hacer igual más allá de la crisis para mejorar la calidad. Somos conscientes que en lo que a ventas refiere, la caída se va a ver, aunque no me animo a cuantificarla. Sin embargo, percibo que todas las compañías con las que trabajamos, que son generadoras de contenido, serán mucho más competitivas. Además, la inversión en hardware y en implementaciones no es la variable que les mueve el termómetro de su negocio. Esto debería incentivarlas a futuro.

Po otro lado, al ser tan costosa la barrera de entrada, éste estado de situación elimina a ciertos competidores que podrían hacer operaciones pequeñas. La solvencia de las compañías va a permitir la permanencia, y eso hace que arriesgar sea más difícil.

¿De qué manera están evolucionando las operaciones de BVS fuera de la Argentina?

Las operaciones de Uruguay y Paraguay están 100% consolidadas, la captación del mercado visto desde las ventas es muy buena y crece año a año, al igual que la relación con los clientes.

El emprendimiento de Caribe y Centroamérica, que ahora incorpora a México, es muy interesante desde el punto de vista de la construcción de oportunidades validadas por ingeniería a la hora de proponer la realización de proyectos. No obstante, desde el punto de vista de las expectativas que teníamos al principio en torno al revenue no se están dando los resultados esperados. De todas maneras nos encontramos con que el desarrollo del cliente está, que el nombre de BVS comienza a circular y lo cierto es que mantenemos conversaciones de muy alta calidad con muchos clientes. Pablo Goldstein está en México para dar apoyo a nuestro ejecutivo de ventas local, quien tiene 15 cuentas a desarrollar. Hasta el momento la recepción es muy positiva ya que la oferta BVS y su ingeniería, así como sus servicios y soluciones están siendo muy valorados. Nuestro objetivo es desarrollar relaciones con las marcas para, luego, establecer acuerdos que nos permitan tener una oferta sólida en el país. Sin apuro, y valiéndonos de los recursos que tenemos acá; pero está claro que el proyecto de BVS tiene una arista de internacionalización trazada para los próximos tres años. La visión de crecer regionalmente para transformase en una compañía más regional está muy fuerte. De hecho, la otra unidad de negocios de la compañía también está con emprendimientos en Chile, Paraguay y Uruguay, y si bien tiene un perfil y una diversidad de negocios distinta, comparte la búsqueda de crecer fronteras afuera.

¿Cómo observa el momento que vive la industria broadcast y en qué medida influenciará el panorama de negocios de BVS?

Mi visión es que la industria está experimentando una nueva migración. Con la producción en 4K y las transmisiones sobre IP, la generación de contenidos va a tener una explosión mucho más grande en los próximos años. Además, ya estamos frente a un usuario que está consumiendo los contenidos de otra manera. En ese sentido, estoy convencido que deberíamos dejar de hacer referencia al Broadcast y comenzar a hablar de Media. Me parece  un camino a recorrer, sin lugar a dudas.

En cuanto al panorama de negocios para el año próximo, debo decir que soy optimista. Si bien sabemos que hay datos de la realidad que pueden ser condicionantes, entendemos que más allá de los momentos que vive el país, esta es una industria que se mueve igual porque no depende solo de lo que pasa en la Argentina. Obviamente, la inestabilidad económica puede generar que alguien se asuste a la hora de hacer las inversiones, pero no tenemos que olvidar que hay una gran inversión hecha que todavía tiene mucho para dar y ahí existe un espacio de construcción. Si bien las conversaciones con los clientes tienen un dejo de realidad muy grande, en ningún caso desaparece de la conversación qué se quiere hacer. Entonces, lo que estamos buscando ahora es lograr la mayor creatividad posible para darle estabilidad a las operaciones, razón por la cual estamos trabajando para poder ofrecer algunas opciones con respaldo bancario o de tipo de cambio. Necesitamos poner mucha inteligencia para lograr reducir los riesgos.

© Newsline Report 2018