Negocios 28.07.2017 > Latinoamérica

Datos móviles y TV paga impulsan los ingresos de Telefónica

El aumento del ARPU en todas las operaciones de video en el mercado iberoamericano ha estimulado la facturación, gracias al aumento de los accesos a TV paga en América Latina.

De acuerdo con el balance de segundo trimestre del año, Telefónica ha reportado una facturación de €747 millones en el segmento de video, cifras que demuestran un crecimiento del 4.8% interanual, gracias principalmente al incremento del ARPU en casi todos los mercados y al aumento de los accesos de televisión paga en América Latina en un 2%.

“Durante el segundo trimestre del ejercicio hemos acelerado nuestro crecimiento orgánico, ejecutando nuestra estrategia basada en una calidad estructural, que se refleja en la fuerte posición competitiva en nuestros principales mercados. Asimismo, continuamos avanzando en la transformación hacia una compañía de plataformas, con una inversión enfocada en redes de ultra banda ancha, impulsando la digitalización y la inteligencia cognitiva, con una propuesta de valor diferencial para los clientes”, ha dicho durante la presentación de resultados José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica.

El número de suscriptores de TV paga se estabilizaron en los 8.27 millones de accesos, con una caída a nivel global en un 1,7% por la reducción de los paquetes satelitales, el problemático escenario de Brasil y un mercado cada vez más competitivo de España.

Brasil para la compañía sigue una fuerte tendencia negativa en el año, perdiendo más de 100 mil suscriptores a junio de 2017, con la consecuencia de una disminución del ARPU de televisión paga de habla portuguesa, aunque la operación de Vivo sigue al alza gracias a la banda ancha fija y móvil y nuevos servicios.

Pero en Hispanoamérica, los ingresos por televisión paga crecieron un 14% hasta alcanzar los €335 millones en el primer semestre del año, mientras que los accesos se acercaron a los tres millones.

Perú, con 1.31 millones de abonados (+4.7% en el trimestre), Chile (670,000 suscriptores, +2%) y Colombia (529,000 abonados, +1.7%) son las mayores operaciones de video de Telefónica en la región.

Al cierre de junio, Telefónica reportó 131,7 millones de clientes en América Latina, un decrecimiento del dos por ciento anual. La mayor caída (6,6%) la tuvo en el segmento de telefonía fija, que cerró el segundo trimestre con 11,5 millones de líneas. Los accesos de banda ancha cayeron un 1,5 por ciento hasta 5,68 millones. La base de clientes de telefonía móvil, en tanto, se redujo un 1,7 por ciento hasta 111,4 millones.

En contraposición, Telefónica creció en accesos FTTx y cable de banda ancha (+46,3%), M2M (+15,1%) y TV paga (+1,9%). Además, registró un alza del 134% en los accesos mayoristas, que alcanzaron 64,5 millones. Con estos resultados, Telefónica se consolida como el cuarto mayor grupo de televisión paga de América Latina, aunque muy por detrás de los principales operadores - América Móvil, AT&T y Televisa.

En España, la compañía cuenta con 3.67 millones de abonados tras perder más de 50,000 suscriptores netos en el año a pesar de las adiciones del segundo trimestre de 2017. A medida que la televisión de pago gana peso en las ofertas convergentes de Telefónica para el mercado europeo (el 84% de los clientes de TV de pago están abonados a Fusión), crece también el ARPU (+6.4% superando los €84 por usuario).

© Newsline Report 2017