Negocios 07.08.2018 > Mundo

Para la Justicia de EEUU hubo 'errores' para aprobar la fusión de AT&T-Time Warner

Además de limitar la presentación del gobierno, el Departamento argumenta que el juez que aprobó la operación cometió "errores fundamentales de lógica y razonamiento económico".

El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) planea argumentar que el juez que aprobó la adquisición de Time Warner por AT&T cometió "errores fundamentales de lógica y razonamiento económico" cuando falló en contra del intento del gobierno de bloquear el acuerdo, según un escrito presentado por el gobierno.

El juez Richard Leon, quien aprobó la fusión en junio, "malinterpretó" y "no aplicó el principio fundamental de maximización de beneficios en toda la empresa" cuando descubrió que el gobierno no pudo probar que la fusión dañaría sustancialmente la competencia", argumentó el DOJ y agregó que "limitó sustancialmente la presentación del gobierno de evidencia que muestra que la entidad fusionada tendría un mayor poder de negociación".

El gobierno describió que la evidencia excluida contenía los propios análisis de AT&T sobre los posibles efectos competitivos de las fusiones verticales, es decir, entre un distribuidor y un proveedor, y las declaraciones públicas de la Comisión Federal de Comunicaciones hechas por AT&T y su filial DirecTV "explicando el daño competitivo potencial de integración vertical" y también discrepó con el testimonio económico experto. "Estos errores matizaron el punto de vista de la corte sobre los hechos, que llevó a una decisión claramente errónea a la luz de la evidencia presentada en el juicio", escribió el DOJ.

El Departamento de Justicia ha argumentado que al ser propietario de Time Warner (incluye HBO y TBS, entre otros), AT&T tendría "tanto el incentivo como la capacidad de aumentar los costos de sus rivales y frenar el crecimiento de nuevos participantes innovadores que ofrecen alternativas atractivas a AT&T y el modelo de TV paga de DirecTV, todo en detrimento de los consumidores estadounidenses”. Con la compra, el Departamento de Justicia alegó que AT&T tendría un mayor poder de negociación y podría amenazar con "ocultar" el contenido de Time Warner, alejándolo de los distribuidores rivales durante las negociaciones, o también obtendría precios más altos de sus competidores.

AT&T y Time Warner habían argumentado durante el juicio que no tienen ningún incentivo para desencadenar un "apagón", ya que dependen del pago de los suscriptores y de los anuncios para ganar dinero. Eliminar a un distribuidor les causaría demasiado daño financiero. También afirmaron que necesitan la fusión para competir con compañías como Google y Facebook, y para traer ahorros de costos y nuevas innovaciones a sus clientes.

© Newsline Report 2018