Newsline Report
26.05.2017 | Mundo | TV Paga

´El principal problema de la piratería de live-stream´

Con millones de fans en todo el mundo, la Liga Inglesa Premier (EPL) es una de las más excitantes ligas de fútbol del mundo. Un hecho menos conocido es que la EPL es también una de las más valiosas ligas deportivas de todos los tiempos. Esto es en parte debido a los grandes acuerdos de televisión que la liga firma con las emisoras cada tres años. Destacando la gigantesca demanda de fútbol de clase mundial, la EPL vendió los derechos domésticos para transmitir sus juegos a las estaciones de 2016-2019 por un colosal valor de £ 5.300 millones - con derechos en el exterior llegando a impresionantes £ 5,1 mil millones. Esto trae una enorme cantidad de dinero para el juego, llevando a £ 90m en transferencias y £ 300 mil los salarios semanales, valores con los cuales los lectores de las páginas de deportes de los periódicos ya se familiarizaron.
 
Pero estamos empezando a ver una historia completamente diferente para los titulares de derechos de TV. Uno de los mayores de ellos, Sky, ha visto sus ganancias caer un 11% en los últimos nueve meses, ya que la emisora sigue siendo afectada por los crecientes costos del fútbol de la EPL en vivo. ¿Pero de dónde vienen esos costos? Hay muchas opiniones sobre esto: de una caída en el número de espectadores de fútbol en vivo y de la ascensión de vídeo streams ilegales.
 
La situación es complicada por el cambio en los patrones de consumo. Un reciente informe  producido en Europa muestra que los espectadores están cambiando de televisor pago a otras alternativas como OTT (Over-The-Top) e IPTV. ¿Con una gran variedad de sitios piratas en Internet, muchos aficionados se preguntan “por qué pagar para ver un partido de fútbol por internet cuando puedo hacerlo gratis?" Y, crucialmente, sólo una fracción de esas personas está prestando atención a la respuesta obvia: porque es ilegal.
 
La piratería siempre ha sido peligrosa para la industria de la televisión de pago. Las formas tradicionales más antiguas de piratería incluían tarjetas inteligentes originales modificadas (MOSC), tarjetas clonadas y el compartir palabras de control. Estas y otras formas de piratería de señal fueron ampliamente eliminadas por la actual generación de sistemas de acceso condicional, sin mencionar el hecho de que los piratas necesitaban conocimientos especializados de equipos caros para tener éxito en el robo de contenido. Sin embargo, a medida que la tecnología de la industria de la televisión de pago se desarrolló, los piratas también evolucionaron y el intercambio de contenido a través de Internet nació. Como era mucho más accesible al consumidor medio, el compartir contenido en línea también representaba un riesgo exponencialmente más perjudicial para los operadores de TV paga. Los contenidos de origen pirata aumentaron a un ritmo rápido, creando sitios de streaming ilegal donde es posible ganar dinero con banners publicitarios, anuncios pop-up e incluso malware. Pero la entrega vía web nunca podría recrear completamente la experiencia de ver un contenido legítimo de TV pago en las pantallas grandes, hasta que los dispositivos IPTV de los piratas llegaron.
 
Los dispositivos de IPTV se convirtieron en una plaga para la industria de la televisión de pago, permitiendo que las familias vean flujos ilegales en la televisión como si estuvieran viendo televisión pagada. Para agravar el problema, la calidad de las cajas de IPTV también está mejorando, con muchos ahora imitando una verdadera experiencia de usuario de TV paga, incorporando servicios de OTT como Netflix e interfaces de usuario más sofisticadas. Todo esto significa que la industria de la televisión de pago se enfrenta a una seria competencia cuando se trata de la piratería moderna. ¿Qué pueden hacer los proveedores de contenido y las emisoras para protegerse contra los piratas?
 
En marzo, varias de las principales emisoras del Reino Unido se reunieron para discutir la cuestión de los decodificadores preparados con todos los reproductores multimedia de varios fabricantes - set-top boxes que vienen precargados con terceros plug-ins y add-ons. El más prominente de estos es el plug-in basado en media player de Kodi, que permite a los usuarios copiar ilegalmente contenido pirateado a su televisor. No hay ninguna una única receta cuando se trata de campañas de anti-piratería, sin embargo el principal objetivo es interrumpir la oferta y la demanda de contenido ilegal, haciendo de la piratería un negocio poco atractivo, no rentable y arriesgado.
 
Una decisión del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en abril de 2017 trae esperanza a los titulares de derechos de contenido, al menos en la Unión Europea. El Tribunal declaró ilegal la distribución de set-top-boxes precargados con cualquier software que permita a los usuarios ver contenido ilegal. Con el tiempo, esto dará a los propietarios de contenido legítimo una base legal más poderosa para combatir la piratería, pero por el momento la lucha continúa.
Entonces, ¿qué pueden hacer los propietarios de contenido y distribuidores para seguir luchando? Algunas de las organizaciones más grandes pueden crear sus propios programas de antipiratería dirigidos a proteger su contenido. Sin embargo, la idea más popular es contratar socios de seguridad estratégica con experiencia en monitoreo y protección de contenido en vivo y grabado y que atienda a clientes internacionales.
 
La externalización de la protección de contenido permite a los proveedores beneficiarse de un valioso conocimiento acumulado por socios estratégicos de seguridad que comprenden el paisaje de la piratería y pueden identificar dónde y cuándo herir a los piratas que copian y distribuyen ilegalmente su contenido.
 
Los servicios anti-piratería deben innovar constantemente para garantizar que estén al frente en la disputa contra los piratas. Con el futuro de las transmisiones deportivas en vivo en juego, las apuestas son altas. El silbido final aún no ha sonado, pero con la ayuda de sistemas de acceso condicional de última generación, gestión de derechos digitales y tecnologías de marca de agua y servicios anti-piratería, propietarios de contenido y distribuidores estarán mejor equipados que nunca para asegurar que es una competición que los piratas nunca ganarán.
 
© Newsline Report 2017

www.newslinereport.com