OTT 27.02.2018 > Latinoamérica

Crackle se suma como alternativa para enfrentar el desafío digital

Ante el crecimiento de consumos no lineales, los operadores de TV paga pueden acceder a esta herramienta de fácil integración y ventaja competitiva frente a la convergencia, con grandes y exclusivos contenidos.

Si bien hoy el consumo lineal se mantiene atractivo y saludable, la tendencia y el mercado encuentran fortalezas en el mundo no lineal, un lugar que generalmente está asignado a los millennials y generación X, pero también cubre todos los segmentos etarios, hasta alcanzar inclusive los 65 años. La combinación de los dos hemisferios, lineal y no lineal, es el éxito del operador de TV paga, quien debe combinar lo mejor de ambos mundos.

“Desarrollado por Sony Pictures Television Entertainment (SPTE), Crackle es la única alternativa OTT  que tiene un operador de parte de un programador, con la calidad de contenido que tiene SPTE para poder enfrentar el nuevo desafío digital y tener contenido reconocido del mundo lineal y no lineal. Esta es una herramienta y ventaja competitiva frente a la convergencia”, subraya Gustavo Mónaco, VP de Distribución de Crackle para Latinoamérica y El Caribe.

La plataforma tiene tres pilares de contenidos para cada tipo de edad y gusto: las series originales exclusivas de la plataforma, series de librería y un paquete de películas taquilleras de los estudios hollywoodenses de Sony, junto con material de Disney y Pixar.

“Esto genera un producto que al precio del mercado tiene un fuerte valor percibido y con una alta calidad de contenido de programación. Además tiene una renovación permanente del 10% de la programación, con estrenos de contenido original todos los meses. Tenemos una política que va más allá del algoritmo con un trabajo de curación de contenido”, dice el ejecutivo.

Además señala que este producto se brinda exclusivamente dentro de un entorno para los operadores que tienen licencias de TV paga, ya que se realiza a través de una suscripción autenticada (SVOD). “Este se puede incluir dentro de todo el ecosistema digital del operador, con una flexibilidad comercial y una propuesta de negocio muy atractiva”, agrega.

La competencia es el billete del entretenimiento. “Crackle tiene la ventaja de su costo económico, al representar solo un 30% (alrededor de USD 3 más el impuesto de cada país) de un paquete de una OTT o Premium, que permite ser un entry-level y, por otro lado, un paquete complementario para un abonado a TV paga que ya tienen OTT, porque el costo adicional es muy bajo”, destaca Mónaco sobre el producto, que también ofrece a los operadores que sumen esta plataforma un fuerte paquete de marketing.

© Newsline Report 2018