Negocios 07.03.2018 > Colombia

'Hay poca inversión en áreas esenciales'

Luz Marina Arango, organizadora de Andina Link Cartagena, cuenta que la innovación requiere de investigación y unir esfuerzos entre los pequeños para poder acceder a conocimiento y capital.

La industria de la región es vibrante y tiene capacidad de crecer; especialmente, hay muchas oportunidades de diversificar la oferta de servicios. Sin embargo, a pesar de tener la capacidad, el sector no va al paso de las naciones desarrolladas.

“Hay poca inversión en áreas esenciales como la investigación en TIC y desarrollos de mercado. El ejemplo más claro es el rezago ante la articulación entre la televisión y las OTT, dinámica que comienza a darse en el mundo pero que en América Latina sigue siendo más un asunto de confrontación y quejas que de estrategias”, señala Luz Marina Arango, organizadora de Andina Link Cartagena.

E indica que otro desafío grande es solucionar el atraso en infraestructura y buscar ¾quizás también en la convergencia y las promesas del 5G¾soluciones anticipadas a problema, como el colapso urbanístico por los postes y cables aéreos en zonas densamente pobladas. “Ya hay un buen desarrollo de fibra óptica en varios países de la región, pero en otros la brecha aumenta preocupantemente. Gobiernos y empresas tienen que arriesgarse a invertir más”, agrega.

Por esto y sumando a la piratería, la organizadora de Andina Link Cartagena dice que las pequeñas telcos de la región están en aprietos, se sienten gravemente amenazadas; porque su oferta de servicios es muy tradicional y más reducida. “Los pequeños operadores solo pueden hacer investigación y desarrollo si se unen, o si reciben apoyo explícito de los gobiernos y las empresas grandes, lo que debería fomentarse para evitar que disminuya la oferta y se generen oligopolios peores que los que ya tenemos”, explica.

En materia tecnológica y ante losdesafíos con el despliegue de banda ancha ante el constante crecimiento de consumo de paquetes de datos, la industria debe prepararse para el 5G e integrarse. “No hay otra opción. Si tratar de competir confrontando hoy es difícil, con las limitaciones del 4G y la falta de cobertura por fibra, imaginen el rezago que puede suponer que el 5G se comience a implementar el medio mundo y que América Latina no se afane en hacerlo”, comenta Arango e insiste en habrá una renovación general de tecnologías, dispositivos, sistemas y ciertas partes de las redes. Como siempre, el mercado se encargará de actualizar los dispositivos, pero los sistemas y redes dependerán de las políticas que los administradores de las telcos y los gobiernos adopten. Por eso hay que anticiparse, capacitarse, conocer cuáles son las promesas y posibilidades del 5G, porque su implementación ya está decidida. 

En este sentido, la organizadora de Andina Link dice el principal desafío es pasar de ser empresas pasivas, que espera los desarrollos de otros mercados para implementarlos en los propios, a ser innovadores, a anticiparse y a articularse con los gobiernos para establecer redes justas con empresas y usuarios, adecuadas para el tipo de consumidor latinoamericano. “La innovación requiere inversión en investigación, requiere unir esfuerzos entre los pequeños para poder acceder a conocimiento y capital”, destaca.

Por otro lado, se debe pensar en clave regional, no nacional. América Latina en general, las regiones Andina y Caribe en particular, tienen unas dinámicas de telecomunicaciones y medios muy similares que permitirían configurarlas como mercados ya específicos, donde se puedan hacer alianzas internacionales y desarrollos conjuntos para tener más oportunidades en un mercado que se complejiza cada vez más.

Consecuencia del avance de OTT

El fenómeno está siendo estudiado en todo el mundo, porque hay una ventaja de mercado clara para las OTT desreguladas, especialmente cuando no tienen que invertir en la infraestructura que utiliza para lucrarse. “Pero es una realidad ya aceptada; las grandes empresas de cable, más que tratar de frenar la expansión de las OTT, es integrar el modelo a sus estructuras de negocios”, aclara y manifiesta que sí urge es un marco regulatorio que disminuya la asimetría: “desregular un poco (no en los temas esenciales) a las telcos y regular un poco, pero son atentar contra la libertad y la neutralidad de la red.  Lo principal: hablar de cuotas de pantalla para las OTT de pago; no regular las OTT que no requieren suscripción; revisar los aportes e impuestos que gravan a las telcos tradicionales y fomentar las industrias nacionales de contenidos y desarrollos, para que tengan con qué competir en el abigarrado mercado convergente que se viene encima”, indica Arango

© Newsline Report 2018